INCAMI proyecta que 150 mil migrantes quedarán en completa vulnerabilidad tras la pandemia

Los migrantes están invisibilizados por diversos motivos: muchos viven indocumentados, no figuran en los registros de ayuda del Estado, no tienen redes de apoyo ni existen políticas públicas para evitar el deterioro de sus vidas. El Instituto Católico Chileno de Migración, INCAMI, llama a no ser cómplices de un escenario donde se proyectan 150 mil migrantes vulnerables tras la pandemia.

“Si no cuidamos a los migrantes, estaremos siendo cómplices (o promoviendo) la posible catástrofe que se acerca y prevemos. Según nuestras estimaciones, unos 150 mil migrantes estarán en completa vulnerabilidad en los próximos meses. Así de directas son las palabras del Padre Lauro Bocchi, vicepresidente del Instituto Católico Chileno de Migración, INCAMI, histórica institución que ha estado desde el primer día conteniendo a las personas migrantes que llegaron hasta sus dependencias y a los consulados para solicitar ayuda humanitaria.

Los migrantes son uno de los grupos de la sociedad que se han visto más afectados por el efecto del virus Covid-19. Ellos se insertan principalmente en el rubro de los servicios y lamentablemente esta área laboral ha sufrido los impactos de la crisis sanitaria y las cuarentenas”, señala por su parte Karla Nowajewski, coordinadora de la Bolsa de Empleo, servicio que hace años brinda gratuitamente INCAMI a los extranjeros en Chile.

Antes de la pandemia, la organización estaba fortaleciendo alianzas con diversas pequeñas y medianas empresas dispuestas a colaborar con la integración y la multiculturalidad. Pero hoy los empleadores que habían acogido laboralmente a las personas de otras nacionalidades, no tienen las condiciones económicas suficientes para continuar ofreciendo puestos de trabajo.

Cómo apoyar

“Para quienes no cuentan con empleo formal el panorama se vuelve aún más abrumador, pues el hecho de no tener documentación migratoria al día los excluye de la posibilidad de recibir cualquier beneficio estatal”, indica Karla, también vocera de la Campaña  nomasdistanciamiento.cl que busca visibilizar y recaudar recursos para seguir apoyando a las personas migrantes.

Esta iniciativa de donación nace ante las múltiples necesidades de esta emergencia, donde los recursos escasean y la misión de acoger y proteger a las personas migrantes en Chile debe continuar para esta institución que hace 65 años vela por los derechos humanos. El propósito es proveer alimentación a las familias de extranjeros durante los meses que vendrán post-pandemia, donde el escenario se proyecta muy complejo. Puedes donar aquí.

Hoy INCAM mantiene sus servicios de asesoría jurídica y laboral mediante teletrabajo. Parte de su equipo encabezado por el Padre Lauro Bocchi está en terreno para dar respuesta la difícil situación que pasan los migrantes afuera de los consulados, facilitando albergues, entregando cestas de alimentos, comida preparada para los que están en situación de calle, colaborando con pago de arriendo en lo posible, alojamiento, pasajes, consultas médicas, entre otros.